Experimento: el aire pesa (3)

Hemos realizado un experimento para comprobar si el aire pesa o no. Cuando hace unos días hablamos sobre sus características había dudas, algunos/as pensaban que no: «Si no se puede coger con la mano, ¿cómo va a pesar?». Sin embargo, también hubo algún comentario discrepante: «Pero si está dentro de la botella y lo podemos sacar, entonces pesará», «Sí, pues pesará muy poco o nada, los globos no pesan nada».

Les dimos globos y les preguntamos: ¿Y cómo haremos para pesar el aire?

Para pesarlo pensaron que podíamos utilizar una balanza. La construíamos utilizando un listón de cartón y un trozo de lana. Midieron la longitud del listón, buscaron el centro, colocaron la lana para colgarlo, pero se deslizaba. Realizaron una hendidura para fijar la lana, la sujetaron con cello… pero seguía sin funcionar. Así que finalmente empleamos una balanza de plástico de otra clase.

Pensaron que podían poner dos globos, uno vacío y otro lleno. Si la balanza se inclinaba hacia el lado del globo inflado, la conclusión sería que el aire pesaba. Y efectivamente, poquito, pero la balanza se movió. ¡¡¡El aire pesa!!!

Otro niño dijo que también podríamos hacer de otra manera: poner dos globos inflados «iguales» y pinchar uno. Si la balanza se inclinaba hacia el globo inflado, significaría que el aire pesaba. Al realizar el experimento, comprobamos de nuevo que la balanza se inclinó un poquito hacia el globo inflado. ¡¡¡El aire pesa!!!

Más imágenes aquí.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.