Hemos construido un anemómetro

Hablando y leyendo sobre el viento, han surgido dos aparatos: la veleta y el anemómetro. Pensamos construirlos en clase y los niños/as decidieron empezar por el anemómetro. El anemómetro es un instrumento que nos sirve para medir la velocidad del viento (la fuerza del viento).

Para hacerlo, seguimos un tutorial de Youtube, aunque antes de empezar encontramos algunos problemas que tratamos de resolver aportando soluciones entre todos/as (qué podíamos emplear como eje de giro sin que se nos «escaparan» las pajitas, cómo perforar la tapa de la botella y los vasos, qué poner dentro de la botella para que no se moviera al girar, cómo hacer para contar las vueltas…).

Lo hemos construido y ¡funciona muy bien!. El problema es que no había viento…así que hemos utilizado un secador de pelo. Para cronometrar el tiempo, un reloj. Y a contar vueltas… Hemos constatado que cuanto más velocidad tiene el viento, cuanto más fuerte es, más vueltas da.

Más imágenes aquí.

 

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.