La asamblea

Todos los días al comenzar hacemos la asamblea. Los niños/as “traen” algo que quieren compartir con los/as demás: cómo se sienten, algo que hayan vivido, escuchado, visto en la televisión, algo que les ha gustado, inquietado… es el momento para conectar con lo que sentimos, con la vida que nos rodea y de iniciar el día juntos/as. ¡Es un tiempo interesantísimo que nos ayuda a conocernos y descubrirnos, del que surgen preguntas, dudas, nuevos intereses…y la percepción de que somos un grupo.
Antes de salir, hacemos otra asamblea para “cerrar el día”. En ese momento, ponemos en común qué hemos aprendido a lo largo de la jornada. Y para finalizar, agradecemos a un compañero/a o un profesor/a algo que “nos ha dado, nos ha aportado” ese día. Con esa hermosa sensación que produce agradecer, hacemos un círculo con todos los brazos al centro y lanzamos nuestro grito: «Pixela , gora!»

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.