Reflexiones con Aingeru

El día pasado estuvo en nuestra clase Aingeru, un habitual colaborador de la escuela. Con frecuencia viene o vamos a su casa, cuando nos acercamos a pasear por el paseo fluvial del río Iranzu. En esta ocasión, quiso charlar con nosotros/as sobre dos “hallazgos-descubrimientos-constataciones” que ha realizado en su último viaje a Marruecos.

Por un lado,  la alegría que ha descubierto en su gente. Así que, nos propuso reflexionar en torno a dos sentimientos: felicidad y tristeza. Leímos en el “EMOCIONARIO” y cada uno/a compartió con los demás cuándo era más feliz, cuáles eran sus momentos de mayor felicidad. Constatamos que nadie lo asoció a tener cosas…

Por otro lado, la generosidad tan arraigada en la cultura árabe (por ejemplo vino vestido con ropa tradicional marroquí: babuchas, chilaba y fez, que le regalaron en su viaje). Como siempre, y haciendo realidad este valor, nos trajo dulces árabes y té con menta que tomamos muy a gusto. Y para terminar, algunos/as se animaron a bailar un poco con música marroquí…

Para ver más imágenes clicar aquí.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.